sábado, 17 de enero de 2009

Carta de una niña en la ONU

4 comentarios:

Querqus robur dijo...

Increible, definitivamente los adultos tendrían muchisimo que aprender de los niños; x desgracia, esto pasó en el 92 y, desde entonces, las cosas no han hecho más q empeorar. Es una pena

Ana dijo...

Realmente impresionante. Toda una lección que,como dice Querqus robur, tenemos que aprender los adultos...

El problema es que en vez de aprender nosostros de ellos, ellos son los que ven cómo actuamos los adultos y así actúan cuando crecen. En fin una pena.

¿Qué podríamos hacer para que esto no siga así?

Natalia dijo...

Ojalá que muchos adultos tuviesen la misma forma de pensar o actuasen como esa niña, asi, muchas cosas cambiarían. Hay niños de los que los adultos tienen mucho que aprender.
Ana, tienes razón, si nos diesen mejor ejemplo los mayores, nosotros actuariamos mejor.

Óscar dijo...

Muy buen comentario Natalia, a veces haría que escuchar más a los niños y hacerle sun poco de caso...porque, al menos, no están impulsados por intereses económicos, políticos...ni de ninún tipo